The Parts of the Mass: Penitential Act and Confiteor

02-16-2020Faith and FamilyLani Bogart

Here we continue our series on the different parts of the Mass. Last week we discussed the SIGN OF THE CROSS and the GREETING. Today we focus on the PENITENTIAL ACT and CONFITEOR.

In the silent pause, we examine our consciences. During this part of the Mass we beat our breast as a sign of humility and true repentance. All our venial sin is forgiven, making us ready to open our hearts to God’s Word and open our mouths to receive the Lord in Holy Communion.

What a perfect way for us sinners to approach the all HOLY GOD! It is only because of God’s love and mercy that we dare to approach him in worship.

It’s appropriate to look around at our brothers and sisters as we recite these prayers. Both those on the altar and those in the pews are asking for our prayers and need our prayers. We ask everyone present to pray with the angels and saints and with Mary. We pray for one another because no matter what other things might divide us, we are united in our need of God’s forgiveness and mercy.

Las partes de la misa continuaron: acto penitencial y confiteor

Aquí continuamos nuestra serie sobre las diferentes partes de la Misa. La semana pasada hablamos sobre el SEÑAL DE LA CRUZ y el SALUDO. Hoy nos centramos en el ACTO PENITENCIAL y LA CONFESION GENERAL

En la pausa silenciosa, examinamos nuestras conciencias. Durante esta parte de la misa, nos golpeamos el pecho como un signo de humildad y verdadero arrepentimiento. Todos nuestros pecados veniales son perdonados, preparándonos para abrir nuestros corazones a la Palabra de Dios y abrir nuestras bocas para recibir al Señor en la Sagrada Comunión.

¡Qué manera tan perfecta para nosotros, los pecadores, de acercarnos a nuestro SANTO DIOS! Es solo por el amor y la misericordia de Dios que nos atrevemos a acercarnos a él en adoración.

Es apropiado mirar a nuestros hermanos y hermanas mientras recitamos estas oraciones. Tanto los que están en el altar como los que están en las bancas están pidiendo nuestras oraciones y necesitan nuestras oraciones. Pedimos a todos los presentes que recen con los ángeles y los santos y con la Virgen María. Oramos los unos por los otros porque no importa qué otras cosas puedan dividirnos, estamos unidos en nuestra necesidad del perdón y la misericordia de Dios.

BACK TO LIST